Aprovechan que están solos en casa para echar un buen polvo