Asiática no está acostumbrada a pollas gordas y gime como una guarra